Búsqueda profunda (sin albur)

La vida es tan injusta, mientras perdedores como Justino Castor (léase Justin Bieber) o Anahí duermen entre billete cuando no tienen más talento que los muñequitos esos a los que les aplaudes y bailan, y sin embargo, ambos están pudriéndose en varo mientras yo tengo que sobarme el lomo de sol a sol para subsistir. Pero no crean que me he quedado con los brazos cruzados sin intentar remediar esto. Arde más cuando sabes que alguna vez que tanto tus bisabuelos paternos como maternos fueron alguna vez importantes hacendados en sus respectivos lugares de procedencia, sin embargo, la ambición de los hijos acabó con la fortuna familiar, dejando a los pobres bisnietos con una mano por delante y otra por detrás (cómo sufro).
Los intentos por volvernos ricos de la manera más “fácil” posible son consuetudinarios en mi familia. Mi padre juega religiosamente al melate cada miércoles y domingo, yo lo he intentado con Progol y espero algún día convertirme en jugador profesional de Poker Texas Hold’em, pero nuestra perseverancia no se limita a todos aquellos juegos azarosos que le costarán la libertas a cierto personaje de películas bíblicas de cuyo nombre no me acuerdo (y honestamente ni me interesa acordarme). Sino que también hemos intentado eso que algunos llaman “Búsqueda de tesoros”.
La historia de mi familia en las labores privativas de Indiana Jones y Jack Sparrow se remonta muchos años atrás, cuando sólo era un crío (aunque muchos dicen que sólo tengo 15 años). Para esto, mi madre compró unas agujas magnéticas, que supuestamente son muy efectivas para encontrar metales preciosos (oro y plata para ser exactos), no ahondaré en su funcionamiento para no hacer el cuento largo, el chiste es que la primera vez que las utilizaron fue en la que era la casa de mi bisabuelo y ahora es de su hijo menor (o sea el tío de mi padre), Valentín. Sucedió que por aquellas fechas el Tio Vale se encontraba enfermo, así que mi mamá como en su raro papel de buena samaritana le inyectó su medicina, acto seguido el tío se quedó más jetón que Lindsay Lohan después de haberse bebido el alcohol de todos los antros de New York. Acto seguido, mi papá con ayuda de su primo procedieron a hacer un hoyo en el patio a las afueras de lo que es la recámara principal.
Cuando ya llevaban 2 metros y medio empezaron a encontrar restos de platos de cerámica, situación que emocionó a mi padre. Sin embargo, oh cruel destino que no se apiada de estos pobres mortales, lo único que encontraron fue tierra, tierra y más tierra. Mi padre encabronado procedió a tapar el hoyo (inserte aquí sus albures pinche naco) y mandar al carajo a todo, dejando al tío soñando con los angelitos. Desde ese día y gracias a una tía de mi padre, se rumora que en aquella noche de hecho encontramos dinero y que no le dimos al tío ni pa’l chesco, y que todo lo que tenemos se lo debemos a las monedas de oro que encontramos ese día, hecho que para desgracia nuestra no es verdad. De hecho una tía de mi papá (más chismosa que el diario Record) se fue a la tumba creyendo que en verdad sacamos las monedas.
En otra ocasión, fuimos a la vecindad propiedad de la madrina de mi mamá, para ese entonces ya había pasado a mejor vida, sin embargo, nos acompañó su hija, una lesbiana de cincuenta y tantos años que puede partirte la madre sin quitarse el cigarro de la boca, y sin embargo es más cool que cualquiera de nosotros. La mencionada vecindad, fue alguna vez refugio de los famosos Bandidos de Río Frío, de quienes se inspirara el genial escritor mexicano Manuel Payno para escribir una de sus más célebres novelas.
Según las “benditas” agujas, la lana se encontraba en un punto en el que alguna vez existieron unas escaleras, acto seguido, nos dimos a la labor de darle en su madre al piso y cavar un hoyo de aproximadamente 2 mts de diámetro, acción que si no mal recuerdo nos llevó más de un mes, pues a la consistencia del suelo variaba. Recuerdo que un día según yo había encontrado una especie de plástico, así que todos nos emocionamos, cuando lo saqué nos dimos cuenta que era una bolsa de plástico que servía de protección de la escalera que usábamos para entrar al hoyo. Obvie es que debí darme cuenta antes pues el plástico se empezó a producir en masa hasta el siglo XX. Después de 4 haber cavado un pinche hoyote de 4 mts de profundidad nos dimos cuenta que lo único que íbamos a encontrar era tierra, tierra y más tierra, por lo que decidimos tapar el agujero ese, con todo el dolor de mi corazón, pues en la excavación algunos sufrimos ampollas y yo me desprendí una uña de un barretazo.
Todavía tenemos pendiente la exploración de un pozo que según parece tiene un túnel en su parte media, pues en por debajo de la ciudad en que vivo, pasaban túneles que eran usados por los mismos bandidos para escapar y los llevaban desde el zócalo de la ciudad hasta en cerro del Totolqueme, pero se ve lejana la fecha en que nos dispongamos a revisar el mentado túnel.
Como ven, nuestra historia tratándonos de hacer millonarios de manera fácil es larga y complicada, pero la verdad la mayoría de las veces lo hemos hecho también por diversión, pues a pesar de que te ensucias, te lastimas, inviertes muchas horas que bien podrías invertir jugando Left for dead o viendo Mad Men, el pasar un rato con los cuates o con la familia, bromeando y recordando las épocas en las que de veras te valía madre ensuciarte hasta los calcetines no tiene madre.

P.D. ¿Ya saben quién soy?

———————————————
Share some love con nuestro bloguero anonimo!!

9 comentarios

Archivado bajo General

9 Respuestas a “Búsqueda profunda (sin albur)

  1. Manguito

    Yo también puedo entrar al concurso de un auto? Digo, creo que ya sé quién es.

  2. No jodán pinche tema pitero que le pusieron al blog… no sean ogeis!

  3. Lord Nosferatu

    No pues sabe quien sea, de hecho se me complica el leer… pinche tema feo esta de jodeme las pupilas… a quien le cargo mi cuenta con el oculista(sin albur)?…

    Parece le empapelado en casa de mi abuela…

  4. Ixtepan

    Atínele quien cambió el tema y gánese el respeto de los demás al hacer que lo cambie😀

  5. jajaja son re chillones, el tema esta bonito, en mi chrome se ve re bien. Pero en la noche lo cambio. putos.

    Y regresando al post esta de huevos, mi momento favorito cuando caes en cuenta lo de la produccion del plastico xD pues cuando hagas otro agujero me avisas igual y llevamos a los de extranormal pa tener mas suerte.

  6. Wukong

    Hmmmm, osea como, no es parte del staff???
    De cualquier forma, hacer tequio tambien es chido jaja, sobre todo cuando la colonia entera es tu familia jajajajaja.
    Buena vibra.

  7. ESIMEMAN EN LA LLUVIA DEL DESIERTO

    Tesoro mio mi tesoro!!

  8. El_paquito

    Me late eso de andar abriendo hoyos y tapandolos… NICE!

  9. No jodán pinche tema pitero que le pusieron al blog… no sean ogeis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s