¿Nenenenene qué vas a ser cuando seas grande? Profesiones que me hubiera encantado ejercer pero…

"No sé a donde a puntar, la cabeza, los huevos o las cuerdas vocales de Arjona

Escoger una profesión. Ese maldito dolor en el trasero que nos persigue quizá desde que ponemos un pie en la primaria y nos atormenta hasta unos meses antes de salir de la preparatoria, pues de esa difícil decisión depende quizá el vivir una vida plena y llena de satisfacciones profesionales o por el contrario, por un camino tortuoso, sufriendo constantemente dolores de cabeza y envidiando eternamente al pendejo de al lado.

En mi caso, hay profesiones que me hubiera gustado ejercer pero que por diversas razones no hubiera podido ejercer, he aquí algunas de ellas.

Anton Ego: Uno de los críticos de comida más cool, aunque sea ficticio

Crítico de comida: Siempre he pensado que el comer es uno de los mayores placeres que el hombre puede disfrutar en esta vida. Qué oficio más placentero que el de probar platillos, degustar olores, sabores y texturas, exquisitos guisos acompañados de finas hierbas, mariscos preparados en deliciosas presentaciones, vinos y viandas que te hacen experimentar el sabor del paraíso en la tierra. Conocer las diferencias entre las cocinas de distintos países, viajar, comer gratis, en fin, tiene muchísimas ventajas una profesión como esta, sin contar el hecho que de tu pluma pende quizá la reputación y el buen andar de cada restaurant que visitas. Peeero: Soy un tipo que nació con un paladar raro, para empezar no me gusta el queso, la crema, mayonesa y todos esos productos a mi parecer asquerosos desde muy temprana edad y eso me privaría del 90% de la comida italiana, mediterránea y de otras latitudes. Además, normalmente prefiero una comida simple sobre un platillo preparado con complejidad, vamos, muchas veces le veo mejor cara a un sándwich de atún con lechuga y limón que una pechuga bañada en salsa de “nosequemadre” acompañada por una papa al horno con crema. Además las jornadas en mi antiguo empleo me enseñaron a no ser exigente a la hora de exigir hasta una correcta temperatura en las tortillas. En pocas palabras, tengo gustos culinarios semejantes a los de un albañil.

Soldado: Ser el chico bueno, matar a los malos, conocer muchos países, un intenso y eficaz entrenamiento físico y táctico capaces de convertir tu cuerpo en un arma por sí mismo y ni mencionar que como un fanático de las armas sería fabuloso tener acceso a todo tipo de equipo bélico. Peeero: Aunque suena fabuloso andar por ahí cargando un arma, sabes que algún día te enfrentarás a alguien que también está armado y que de un disparo puede acabar con tu vida, el otro lado de la moneda tampoco es placentero, o sea el quitarle la vida a alguien de un balazo sin saber si tiene a alguien que lo espera en su casa. Aunque siempre me la paso bromeando en twitter de pegarle un tiro a zutano o mengano no creo que me atrevería algún día a hacerlo, (no me tienten Wisin y Yandel y eso va para ti también Pitbull). Otra gran desventaja es la de tener que despertarme diario a las 4 o 5 a.m. no soy alguien a quien se le dé madrugar bien, dice el dicho no por mucho madrugar se evitan gasolinazos o algo por el estilo. ¡No! definitivamente eso de ser soldado lo aplicaré sólo cada vez que juegue Ghost Recon.

Aunque tengo el ingenio, la sagacidad y el sarcasmo de Dr. House (sic), prefiero encaminarlo a cosas menos asquerosas

Médico: ¿Quién no ha soñado de niño el curar todas las enfermedades del mundo? Salvar vidas y ser adorado por cada paciente que libres de las odiosas garras de la muerte suena de lo más cool que puede haber en este mundo peeero: Soy muy asqueroso cuando de sangre y heridas se trata, en serio, no me gusta y ni se mencione el hablarle de tú a un bisturí, como he pasado varias veces por distintos quirófanos (larga historia) no es uno de los instrumentos que recuerde más entrañablemente. Además a la hora de consultar te puedes encontrar desde una simple gripita hasta la más asquerosa infección venérea que se puedan imaginar, es en serio, Raúl mi mejor amigo (que está terminando su servicio social para titularse como médico), me contó que una vez le tocó consultar a una señora que parecía que le habían floreado la vagina, no quise ahondar en el padecimiento y por todo lo que mantiene mi libido en lo alto estoy seguro que no quiero saber cómo se veía ni qué lo causó.

Piloto aviador: Me encanta viajar y esta es una de esas profesiones que te permite conocer gran parte del mundo, además de pasar el 80% del tiempo cerca de azafatas bastante sexis, aparte del muy buen sueldo que perciben y ni se diga si eres piloto privado, el llevar a su destino a artistas o empresarios ha de ser bastante cool, peeeeeero: Aparte del alto costo de la carrera de piloto, sufro de miedo a las alturas, y no quiero pensar lo que se ha de sentir a la hora de ver que te estás acercando a la pista de aterrizaje desde asiento del piloto de un avión. No definitivamente las alturas no se hicieron para mí.

Piloto de carreras: La adrenalina al tope, el acelerador a fondo y la satisfacción casi orgásmica que me da cualquier competencia deportiva son alicientes más que suficientes para haberme decantado por dedicarme de tiempo completo al deporte motor. Peeeero: Es un deporte carísimo de practicar, les explico rápidamente, todo piloto debe empezar a temprana edad compitiendo en go karts y digamos que el puro chasís con el motor te sale en arriba de 60 mil pesos, estamos hablando que un chasís si bien te va te dura de 4 a 6 meses, además de que siempre debes contar con un motor de reserva, o sea de que de entrada estamos hablando de desembolsar 120 mil pesos anuales más el equipo necesario, añádanle los gastos generados al recorrer el país compitiendo en distintos circuitos y no les quedará ni para invitarle la nieve a la incauta que los acompañó a verlos competir y eso sólo en el kartismo. A saber, sólo los grandes seriales y fórmulas son los que les pagan a sus pilotos. En pocas palabras, aunque me encanta el automovilismo por razones evidentemente económicas nunca hubiera podido ejercerlo.

Voleibolista profesional: Y si hablamos de competencia deportiva no puedo dejar al lado mi deseo de llegar a jugar de manera profesional uno de mis deportes favoritos. Si bien el futbol despierta pasiones desde temprana edad en mí, en el “voli” encontré un alimento increíble a mi espíritu de competencia, llevándome a ganar un torneo municipal, una olimpiada estatal y varios otros reconocimientos. Peeero: Desafortunadamente para mi causa, mi familia es de tamaño compacto, rondando en promedio el 1.60 mts de estatura, en pocas palabras, debo sentirme afortunado por haber llegado al 1.75m que mido, pero para jugar profesionalmente debí de haber crecido otros 15 cms por lo menos, además en México no existen las condiciones como para dedicarte a un deporte profesional que no sea el futbol o ya jodido el beisbol, ni modo.

Estas son algunas de las profesiones que me hubiera encantado ejercer, déjenme acordarme de más y las posteo, espero que ustedes también compartan sus carreras platónicas.

6 comentarios

Archivado bajo off topic

6 Respuestas a “¿Nenenenene qué vas a ser cuando seas grande? Profesiones que me hubiera encantado ejercer pero…

  1. Manguito

    Yo siempre quise ser espía, es más, lo seré, iniciandome en el bajo mundo del stalkeo y creo que éstas en un error al pensar que hay azafatas sexies, al menos a mi no me ha tocado ninguna. Yo quiero ser todo, ojalá me alcance la vida para al menos dedicarme a lo que realmente quiero.
    Btw, yo he conocido profesores como House, no de medicina, sigo buscando, pero… lo que si encontré fue a un chavo identico, cuando digo identico, es IDENTICO a Hugh Laurie en su papel de Greg House, hasta le dije a mi madre que habría que tomarle una foto, pero al igual que el personaje tenía una cara de mamonez que no creo que ni las moscas se le acercarán.

  2. Ixtepan

    Crítico de comida: Soy de Nameku, solo tomo agua para vivir, la comida es opcional (es mi excusa para no decir que soy un pinche melindroso.

    Soldado: El ejército mexicano no me agrada, aunque si debo reconocer que es la mejor “institución” del país.

    Médico: Tengo como 9 o 10 amigos médicos. No les envidio nada.

    Piloto aviador: Eso si suena chingón, iré buscando clases de aviación.

    Piloto de carreras: No nací para las chingomil vueltas que tienen que dar. Me aburre verlo y estoy seguro que en algún momento me voy a dormir al volante, no importa que tan rápido vaya.

    Voleyball: Meh. Yo quiero ser QB.

    Yo quiero ser como Link y encontrar rupias cortando pasto.

  3. Lord Nosferatu

    Crítico de comida: No creo si me gusta eso de meterle el diente de a grapa, pero creo que no… ademas tendria que estar haciendo un chingo de ejercicio para sacar todo lo que le embuti… y la verdad… QUE PINCHE WEVA!!!.

    Soldado: Te puedo decir solamente que mi profesion es algo parecida a eso, esta chido por el entrenamiento y todo ese desmadre, ademas aprendes cosas “harto interesantes” mis kudos apostados a esto… ademas los unicos que se la estan rifando chido ahorita son los soldados.

    Médico: Seria mas chido si estuvieras en la sala de emergencias, (sin el PUTO de “jorge cluni” of course, la adrenalina se pone a mil y todo lo ves como en 3era persona (si adivinaste tambien me a tocado estar en esa situacion un par de veces).

    Piloto aviador: Eso si suena chingón, iré buscando clases de aviación.

    Piloto de carreras: Me aburre verlo y la unica vez que fui a ver a un autodromo la neta no rifo mucho y me aburri de a madres… asi que safo!!.

    Voleyball: Nah!, prefiero ver a las brasileñas jugarlo .

    Yo quiero ser como Bobba Fett y ser todo un “Motha Fucka” y encontrarme en alguna convencion a Jorge Lucas y meterle el sable de luz por su esfinter cacal por haberle dando un final tan piñata a el personaje.

    LEGIO PATRIA NOSTRA!!

  4. coktail

    yo quisiera ser chef en todos los aspectos que esa profesion implica pero ahorita apenas en pese la prepa abierta duh saludos

  5. afortunadamente yo si estoy en la profesion que amo! Chef! aunque falta un largo camino por recorrer todavia!

  6. Satchie

    A mi me hubiera gustado ser “viene viene” pero del aeropuerto, y no en los estacionamientos, más bien en la pista, si!, uno de esos personajes que con protectores auditivos reciben con sus antorchas electrónicas a los aviones y los guían hasta la compuerta, asi de raro es mi deseo oculto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s