Temor al miedo

¿Cuántos de nosotros hemos mantenido una relación amorosa que ya no soportamos, pero que no nos atrevemos a dejar  por temor a quedarnos solos?

¿Cuántos estamos en un trabajo, en el que “nos explotan” y que nos hace sumamente infelices, pero del que no renunciamos por miedo a quedarnos sin sustento?

¿Cuántos tenemos el poder de tomar una decisión que podría cambiar el rumbo de la empresa en la que laboramos, pero no la tomamos por temor a equivocarnos y ser severamente reprendidos?

No se equivoquen, este post no es del tipo de choro que se aventaría Miguel Ángel Cornejo para hacerles creer que son triunfadores.

Desde hace meses hemos escuchado noticias acerca de lo jodida que está la situación económica mundial. Grecia tuvo que acudir a un paquete de rescate, Italia hará desaparecer a miles de municipios junto con otros tantos miles de empleos gubernamentales, mientras en Estados Unidos tuvieron que ampliar su deuda ante la más que tangible amenaza de una bancarrota histórica. Discúlpenme si los términos no son los correctos.

Sin duda para todos es evidente que algo ya no anda bien con el sistema económico de estas naciones y que es urgente un cambio de estrategia. No soy un experto en economía, finanzas y sus similares y quién soy yo para decirles cuál es la decisión que deben de tomar, pues lo poco que yo pueda aconsejar seguramente no será de mucha utilidad.

Mucho se ha dicho últimamente que el capitalismo es un sistema por demás obsoleto, que es urgente una renovación en las estructuras y eso es evidente. Todo el mundo pide un cambio. Pero yo les pregunto, ¿Quién es el valiente que va a tomar esa decisión? ¿Quién tiene los suficientes arrestos para decir, vamos a mandar al carajo toda este sistema que ya no nos sirve para darnos un mejor presente y un futuro estable a las próximas generaciones?

Es una decisión que una sola persona no puede tomar. Es más, es una decisión que de ser bien tomada, cambiaría el rumbo de la historia de la humanidad, pero de equivocarse podría sumir al mundo en una completa anarquía.

La responsabilidad de en una sola decisión poder hacer un cambio de tal magnitud es simplemente abrumadora. Muchos dirán, pues para eso los elegimos (a nuestros gobernantes), pero no podemos dejar pasar por alto que ellos también son humanos con miedos e incertidumbres, con amigos y familia.

No estoy por defender a nadie ni excusarlos debido a sus miedos, pero sí por que tomemos en cuenta que muchas veces nosotros tenemos la facultad de, en una sola decisión, cambiar el rumbo de nuestra vida y no somos capaces de afrontar esa decisión, por pequeña o grande que sea.

No somos mejores ni peores que ellos, todos somos humanos con miedos y virtudes.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo off topic

2 Respuestas a “Temor al miedo

  1. Otro que si le entendió a linterna verde 🙂

  2. Manguito

    Yo no la he visto u_u

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s