Archivo del Autor: Antonieta

Acerca de Antonieta

Amante de caminar, amante de la música, amante de los atardeceres, amante de dormir, amante de los gatos, amante del sexo. ^-^

Amo Amor a Tres

Uno de los (tantos) problemas de estar en la casa de estudiantes donde vivía era que, al menos una vez al año, estabas encargado de la comida por una semana; menú, compras, y si las cocineras no asistían, eras el responsable de hacer la comida. Lo bueno es que tienes “esclavos” y ellos me ayudaron aquel día de agosto, entre ellos dos buenos amigos míos: Alberto y Cristian. Alberto es abiertamente gay y Cristian es bisexual.

Mientras hacíamos sándwiches de cena para 70 personas, Alberto llegó y de forma divertidamente altanera comenzó a decir

Alberto: “¿Qué, eh, qué?”

Cristian, respondiendo con el mismo tono: “¿Qué de qué?”

Yo: “¿Tu qué?”

Alberto: “¿Pos que, cogemos o qué?

Los tres reímos, pero respondimos “Pues va”.

Había otro amigo mío ahí, quien hace unos minutos me estaba contando sus penas casi llorando, pero no podía echar a perder una posible oportunidad para coger sobretodo, debo de confesar, a Alberto. No porque estuviera enamorada de él, pero es el único gay al que le dije que era una pena que le gustaran los hombres. Cuando me di cuenta que se dirigían a mi cuarto (que era el más cercano la cocina) fui rápido por mi sudadera y dejé a mi otro amigo hundido en su tristeza a cargo de la cena. Subimos al cuarto riendo pues, en teoría, era una broma. Al llegar nos sentamos en la cama de mi cuarto, riendo y volteándonos a ver, supongo que pensábamos en quien empezaría. Alguien dijo “Deberíamos de irnos, no vamos a hacer nada, ¿O sí?”, estábamos a punto de irnos cuando de pronto Alberto se quita la playera, Cristian y yo nos volteamos a ver, fue ahí cuando se tornó serio. Comencé a besar a Cristian, quien al poco tiempo me empezó a meter mano y quitarme la ropa. Saqué a princesa Sofía de su cajón, se lo di a Cristian, mientras Alberto estaba acostado en la cama matrimonial diciendo que no iba a poder, mientras intentaba tocarlo, que no era nada personal, pero era mujer y no se le iba a parar. Así que en lugar de preocuparme por él, empecé a disfrutar de lo que me hacía Cristian mientras intentaba calmar mis gritos tapando mi boca con la rodilla de Alberto.

Dicen las buenas lenguas que gimo fuerte y rico, al parecer lo suficiente para que un amante exclusivo del pene se anime a tocarme y besarme el pecho. No lo creía, no pensé que se animara, por un momento creí que solo iba a ser un espectador más, pero la manera en cómo me tocaba denotaba experiencia. Me prendí aún más cuando besó a Cristian. Tenerlos frente a mí besándose y tocándome fue sublime. Ahí tuve el primer orgasmo de la noche. Y ellos lo notaron de inmediato, pues cuando acabo de tener un orgasmo río, no de manera despectiva y ruidosa, es una risa tipo agradecimiento. Que puedo decir, los orgasmos me hacen feliz. De pronto los tres estábamos desnudos, Alberto le propinaba un merecido handjob a Cristian.  Hacían pausas solo para ordenarme que dejara de hacer ruido, taparme la boca o nalguearme. Como buena sumisa que soy, les hacía caso a todo lo que me dijeran. Me encantaba, no podía negarlo, mis gemidos eran tan fuertes que sentía que en cualquier momento  mis vecinos llegarían a callarnos. Nos movimos para estar todos más cómodos en la cama, fue cuando Alberto comenzó a reír porque no sabía cómo apagar a princesa Sofía. Reímos todos. Creo que puse música, no lo recuerdo, lo que si recuerdo (y muy bien) fue que Cristian encaminó el pene de Alberto hacía mi vagina. Si antes estaba caliente ahora hervía, la verdad coge muy rico (y se lo dije), mientras Alberto me daba, Cristian lo besaba, la escena era “riquísima”, no dejaba de venirme una y otra vez.

Era la primera vez que le quitaba la virginidad a alguien, no digo que Alberto fuera totalmente virgen, solo que nunca había estado con una mujer. Me retorcía de placer. Admito que ese acontecimiento me subió un poco el ego.

Al parecer Cristian se puso algo celoso y apartó a Alberto de mí, para poder darle las nalgas. Aunque había visto porno gay, no podía perderme la oportunidad de verlo de cerca. Lo sé, mi nivel de perversión es alto. Así que mientras se la metían a Cristian, de a perrito, aproveché para ponerme debajo de él, de tal modo que le daba sexo oral y justo frente a mis ojos estaba la mejor vista del mundo, no dudé en tocarme y venirme de nuevo. Al tiempo ellos se separaron, pensamos en la hora que habíamos estado juntos y que era tiempo de regresar a las labores, sobretodo porque en algún momento alguien tocó la puerta. Nos vestimos y regresamos a la cocina, nos veíamos y sonreímos, nos lavamos las manos y seguimos haciendo la cena. No sin antes prometer que no comentaríamos con nadie lo ocurrido, promesa que a los meses rompimos los tres contándole, curiosamente, a la misma persona.

Desde entonces aprovechábamos cualquier momento a solas para besarnos y tocarnos los tres. Aún recuerdo esa tarde en la que untamos nutella en pecho de Cristian o cuando viajamos en camión/metro y me besaba con Cristian o Alberto y luego ellos se besaban, la sorpresa de la gente era tal, que incluso una señora le tapó los ojos a su hija de (aproximadamente) 6 años.

Durante una fiesta, Alberto se puso lo suficientemente borracho para besarme la boca y el pecho (gracias al prominente escote que llevaba) frente a varios habitantes de la casa del estudiante, acto que ellos miraban extrañados, pues se suponía que únicamente le gustaban los hombres. Y no tardaron en generarse rumores, pero jamás dijimos nada.

Prometimos repetirlo y en verdad quería que pasara de nuevo, pues había otras cosas que quería probar, pero por varias cuestiones no se pudo.

Clasificado como el mejor sexo que he tenido, confieso que algunas veces pienso en ello cuando me masturbo. Es una fantasía que no creí podría cumplir. Y aún tengo fe en que lo haré de nuevo, tal vez no con los mismos, pero espero se repita, pues confirmé que “Amo el amor a tres”.

3 comentarios

Archivado bajo General

Miedo

¿Qué te hace tener miedo? ¿Cuál es ese maldito sentimiento que a veces te frustra tus caminos, tus andares. ¿Cuál es el punto de sentirlo? ¿Sobrevivencia? Sí, tal vez. Pero qué pasa cuando ya no te deja seguir, cuando no te deja vivir.

Por cuantas cosas uno no ha pasado en la vida o cuantas cosas no hemos dejado de hacer por miedo. Cuál es el punto de dejar a un lado lo que amas o lo que quieres decir/hacer/sentir por miedo. O tal vez me esté equivocando de sentimiento, tal vez sea otro el que no nos deja vivir plenamente. ¿La moral? ¿Tristeza? ¿Coraje? ¿Pereza?

¿Por qué no simplemente ser feliz? Aunque eso sea no ganar tanto dinero como quieres o decir que NO a la cara.

Y lo celos, de que nos sirven, si él/ella quiere estar contigo lo va a estar y punto.

Naces, creces, te reproduces y mueres. Punto. Ese es el ciclo, nadie habló de sufrir, aunque algunas veces hasta parece que viene implícito.

Le tengo miedo a muchas cosas en la vida, pero como bien dicen, y hasta parece sacado de una galleta de la fortuna… me da más miedo no haberlo hecho.

Esta madrugada tengo sentimientos encontrados, pero lo que quiero lograr con esto es simple, tratar, a mi modo de sacarlo. No me gusta quedarme con las cosas que no me sirven, me alentan el paso ante la vida.

Vivir, solo es eso… porque es tan difícil.

¿Que alenta tú paso ante la vida? ¿A que le tienes miedo?

4 comentarios

Archivado bajo General

La Moral (Segunda parte)

Primera parte aqui.
No quiero dormir, pero debo hacerlo. Ya no recordaba como entrar a mi cuenta de nippix… maldita sea. Cuando recuerdo que conocí a Ral no puedo evitar sonreír, está bien guapo. Quiero un fin de semana sin hacer NADA. Quiero palomitas… y una gelatina. Tengo hambre, y ya me cene una hamburguesa, soy un asco de persona. Dicen que soy perversa y rara. Eres el diablo. Ya quiero saber tu opinión de esta mamada. A Emilio le gustó la primera parte de este post ^.^ Su novia es a toda madre. Tengo ganas de ver a Carlos. ¿Por qué el bato de Durango se fue? ¿Por qué no lo bese cuando pude? Escucho Un ángel no es de Ramazotti.

Pausa para prender cigarro.

Me lloran los ojos, supongo que por el sueño que tengo. ¿Por qué siento que todo paso lo hago yo? Mi internet se puso lento y eso me molesta. Que me cohe, jajaja. Ahora escucho a Muse, quiero ir a uno de sus conciertos. Me quiero dormir, quiero calorcito. Me gustaría ir a tú cuarto con solo la bata puesta. Grita una tipa afuera. Muchas emociones encontradas. Me estreso muy rápido, pero me enojo más rápido… no, me aburro más rápido. Al parecer voy a ir al Cervantino. Tengo que hacer un extraordinario y eso me molesta. Una sola noche. Quiero mis mechones morados. Hay una foto de mi desnuda que quiero subir a mi tumblr pero no la tengo. Se quedo con mi chamarra y se le ve muy bien. Estoy cansada. Uso un suéter azul que es casi tan viejo como yo. Ya tengo un cuarto de siglo.

Pausa para apagar el cigarro.

No puedo evitar morderme las uñas, me las tengo que pintar. Hysteria de Muse es muy buena. Me gusta mi encendedor. Creo que tengo que ir al baño, odio ir al baño. Eres una puta, como buen músico. No odio mi vida, pero a veces me doy hueva. Quiero acariciar un gato. Quiero abrazar un perro, si, como ese perro negro afuera de la comer. Quiero una gelatina de piña. Odio deber dinero. Quiero mi playera de totoro. Espero que ese documental si se trasnmita. Me gusta cuando a un hombre se le resaltan las venas de los brazos. Ahora si me voy a dormir. Espero hacer un buen post pronto. Los quiero. Ya extrañaba este pedo. Buenas noches. Pretendo seguir con tu juego.

7 comentarios

Archivado bajo General

Honor a quien honor merece

Sii ya se! Han de pensar “Ahí viene la aguafiestas de Antonieta” pero  no todo en esta vida es diversión muchachones. Hoy les quiero contar sobre el lado feo del porno, ese lado que nos hace reflexionar que los actores porno son seres humanos. No por el hecho de que se puedan meter un pene hasta lo más profundo de la garganta o durar horas en el fucking significa que sean superhéroes, aunque Sasha Grey como Gatubela no estaría nada mal.

En fin, aquí les dejo la lista de actores porno que tuvieron un final no tan grato como llegamos a ver en sus películas:

John Holmes: Entre 1970 y 1980 realizó más de 2500 películas porno incluyendo algunas escenas gay. Pero ¿Por qué era tan solicitado si era poco o nada agraciado? ¡Claro! Tenía un pene ENORME unos dicen que erecto medía 41 centímetros, otros que entre 25 y 28 cm pero su manager dice que medía 34 cm. Su habitual consumo de cocaína lo llevó (dicen) a tener problemas a la hora de lograr una erección, pero esto no provoco su muerte, el cáncer de colon acabo con su vida el 13 de marzo de 1988. Aunque algunos dicen que murió a causa de que la actriz Lisa De Leeuw  la contagió de SIDA.

Zoey Zane: Su vida no podría ser más prometedora; 18 años, estudiando en la universidad, excelentes calificaciones, familia amorosa, pero Emily Sander (su verdadero nombre) ocultaba lo que hacía en su tiempo libre: Modelo porno. Desafortunadamente el 23 de noviembre de 2007 conoció a Israel Mireles (mexicano de 24 años) en un bar de El Dorado en el estado de Texas. Continuaron la fiesta en un hotel con unos amigos de Mireles donde las cosas no salieron nada bien: Emily se negó a tener relaciones con Mireles. Los amigos de éste se burlaron de el por la negativa de Zoey, lo cual conllevó a que él abusara de ella; la apuñalo y golpeó hasta matarla. Terminando el suceso los amigos de Mireles se retiraron como si nada hubiera pasado.

Lolo Ferrari: A los 25 años de edad se caso con Éric Vinge, se hizo su manager, y fue este quien la alentó a realizarse las más de 25 operaciones, entre ellas: liftings, engrosamiento de labios, nariz, pómulos y sobre todo se operó las mamas (diseñadas especialmente por un ingeniero que trabajó en el Boeing 747). Cada uno de sus senos llegó a pesar 2,8 kg lo que la hizo llegar hasta el libro de Record Guinness. El 5 de marzo del 2000 a los 37 años, la encontraron muerta en su casa debido a la ingesta de una gran cantidad de medicamentos  pues sus senos le oprimían los pulmones, le costaba mucho esfuerzo caminar y hasta moverse. Su marido fue arrestado y pasó 5 años en prisión pues en la autopsia se deliberó que los medicamentos no habían pasado a la sangre en el momento del deceso y tenia rastros de forcejeo.

Savannah: No por nada la vanidad es considerada un pecado capital, prueba de esto es el caso de Shannon Michelle Wilsey o Savannah (Ganadora del AVN como mejor actriz revelación). Regresaba de un fiesta con su amigo Jason Swing. Iban en estado de ebriedad cuando Savannah perdió el control de su coche y se estrello contra un muro el 11 de julio de 1994. Con la cara ensangrentada Shannon y su amigo en lugar de ir al hospital fueron a casa de ella. Nancy Pera, amiga y representante de la actriz la encontró en un charco de sangre pues se había disparado en la cabeza con una pistola calibre 9 milímetros al darse cuenta que tenía la cara desfigurada. Contaba con 24 años.

Andrew Grande: La estrella porno gay decidió tragarse una bolsa de marihuana pues la policía estaba haciendo un operativo en Florida. Para mala fortuna de Andrew este acto le provoco la muerte el 11 de diciembre del 2009. Todo lo anterior fue grabado gracias a las cámaras de NBC.

Charli Waters: Actriz de los 80’s trabajo en más de 20 películas entre ellas ‘The Godmother 1’ y ‘First Time Lesbians.’ Su carrera empezó a despegar en 1988. En su tiempo libre Charli era prostituta, en este medio conoció a un sujeto que la golpeo hasta matarla en 1989.

Kim Kitaine: El primero de abril mientras tomaba un baño Kim sufrió de un ataque epiléptico, este hecho provoco que se ahogara.

Lea De Mae: Esta hermosa actriz y modelo porno nacida en Praga realizó su primera aparición en 1999. Participó en aproximadamente 162 películas. En el 2004 se le diagnostico un tumor cancerígeno en el cerebro. Al no poder pagar el tratamiento y pedir por todos los medios posibles dinero para poder costearlo finalmente falleció a los 27 años de edad.

Taylor Summers: Canadiense de 23 años era especializada en el fetichismo pero en marzo del 2004 el fotógrafo Anthony Frederick le propuso tomarle fotos desnuda, de pronto él se volvió violento con ella, la apuñalo hasta la muerte diciéndole que no le pagaría. Frederick fue encontrado culpable de homicidio y condenado a 51 años de prisión.

Linda Lovelace: Conocida mundialmente por su participación en la película Deep Throat, Linda Susan Boreman perdió el control de su carro lo cual le produjo severos traumas. Murió el 22 de abril del 2002. En 1980 publicó su controvertida autobiografía Ordeal.

¿Quieren segunda parte?

8 comentarios

Archivado bajo nipplexxx, semana temática

Bloopers

Y como no todo en esta vida es hermosura aquí les van los

Bloopers del Cuento Erótico perdón por la tardanza pero el día estuvo harto culero. Espero que el de ustedes fuera mucho mejor 🙂 Muac!

7 comentarios

Archivado bajo General

Cuento erótico: Mi primer trío

Mi primer Trío

 

Nota: Esto jamás pasó, salió de mi mentecilla traviesa. Este es el primer audio que hago de este estilo así que cualquier queja, sugerencia o duda es bien recibida. Saludos y que lo disfruten.

 

PD: El lunes habrá bloopers de esto 😀

8 comentarios

Archivado bajo Música Y Video