Archivo de la categoría: Cinefilia

Kick-Ass: conjeturas de comic Vs. film

En un lugar de Manhattan, de cuyo nombre no quiero acordarme…
Kick-Ass es un comic que trata de un geek flaco e imprudente que un día, de tanto leer comics, se le ocurre que va a salir a combatir el crimen, así sin más motivo ni reflexión ni causa más que porque es un friki idealista. Desde luego, sale herido y casi muerto la primera vez que se enfrenta a una pandilla, pero luego de una recuperación en el hospital regresa con más ganas (de recibir golpes). Para cuando finalmente salva a alguien de unos delincuentes, alguien lo filma y se vuelve un fenómeno del YouTube, iniciando una revolución mediática y fetichista. Es el primero de muchos que empiezan a combatir el crimen disfrazados de superhéroes, y en el camino conoce a Hit-Girl, Big Daddy y Red Mist, otras personas que por motivos y con objetivos muy distintos se disfrazan para salir a las calles llenas de criminales. Y ahora van a sacar una película del comic, de lo cual no sé qué pensar.
No digo que vaya a ir a ver Kick-Ass con la mejor de las expectativas, porque acabo de leer la semana pasada el Kick-Ass #8, que cierra el primer volumen de la historia, y sé que hay cosas que no pondrían en pantalla de los primeros números, y que es altamente probable que le cambien la mitad de la historia porque escribieron el guión y filmaron cuando el cómic no había terminado el segundo acto.
Así que igual y sucede lo que con Wanted (otro hiperviolento comic de Millar), al que le dieron en la madre sin gracia ni fuerza ni apego al original. Se parece más Bichos a Los 7 Samurái que Wanted la película a su fuente original. Y ya saben cómo odié la manera en que Wanted The Movie le faltó al respeto al genial guión del comic.
¡Pero…! En este momento me digo que es una historia de Mark Millar, y que este buen hombre ya está sufriendo el síndrome de Jeph Loeb. En efecto, si comparamos Wanted, Wolverine: Old Man Logan, y Kick-Ass, los paralelismos son evidentes y predecibles, el desarrollo ya sigue una fórmula y las exigencias de suspensión de la incredulidad muy similares, forzadas por incongruencias fundamentales del propio guión. Y, como Loeb, se está preocupando más por meterse al sistema holywoodense y vender sus historias (extremadamente derivativas de los cichés del género) para adaptarlas a otros medios que por cuidar que sean fieles al comic y al fan. De pronto, que a Kick-Ass la alteren puede no ser una mala idea necesariamente. Aunque les urgía sacar otra película de comic más que saber si iba a ser excelente el producto terminado del comic original.
 
 
Todos los 3 ejemplos que menciono de Millar (Wanted, Wolverine: Old Man Logan, y Kick- Ass) inician con un triste loser despreciable y sin autoestima del que medio mundo abusa y que al final acaba partiendo caras con el exceso de furia impetuosa y maldita que acumuló por años. Y como que están conectadas en cierto modo. Wanted plantea la idea de un mundo como el nuestro pero en el que los supervillanos tomaron el poder. Old Man Logan continúa esa premisa del imperio de la villanía, pero en un mundo como el de Marvel cruzado con el Viejo Oeste (de hecho, es el Unforgiven de Wolverine como Clint Eastwood), y la totalmente quijotesca Kick-Ass tiene la misma plantilla narrativa en un mundo como el nuestro, pero sin superpoderes (donde los mafiosos son los villanos).
 
 
En todas va subiendo niveles del organigrama, como en un video juego, pasando de villanos menores a mayores hasta una santa masacre sangrienta al final, siempre reflexionando sobre la naturaleza de la figura paterna como héroe fallido o del héroe como figura paterna fallida, ambos casos en hombres llenos de defectos mentales, moral hipócrita y humanidad amarga. Como casi siempre, hay que ver la película, pero es mejor leer el original, así sea reconociblemente Millaresco para este punto.
 
 
Cuando finalmente la vea, haré la reseña correspondiente. Pero el comic es recomendable mientras tanto.
Anuncios

21 comentarios

Archivado bajo Cinefilia, Geek & Sick, General, Literatura, Música Y Video, off topic

Muere Perra!!

Una de las muertes más chingonas del cine contempóraneo… además es la prueba fehaciente de que no tenía cerebro.

TODOS QUIEREN YA SER GATOS JAZZ!

14 comentarios

Archivado bajo Cinefilia, General, Música Y Video

Avatar, pero la versión gringa

Lo primero que me viene a la mente al escuchar  que alguien menciona a James Cameron, es el Schwarzenegger Terminator que aparece volándole medio litro de metal líquido al T-1000 a escopetazo limpio. Titanic es también algo que me refiere mucho a este director, pero para nada me impresionó tanto como T2. Bueno, tal vez porque Titanic no era secuela de una película que me gustó tanto cuando niño ni tenía videojuego de FPS en las maquinitas.
 
No vi Piraña 2, la idea misma de peces voladores con dientes de sierra industrial se me hizo absurda cuando tenía 10 años, con más razón la voy a evitar ahora. Pero Terminator 2 y Titanic son innegablemente películas que definieron mucho en mis gustos por las películas de tecnología innovadora y no necesariamente final feliz. Ojalá Cameron hubiera invertido unos 25 millones en un comando de mercenarios indetectables y muy profesionales para desaparecer a Linda Hamilton antes de que se divorciara de él y se llevara gran parte de sus millones (Tiger Woods bien podría recurrir a la misma estrategia, bien vale 25 millones que su esposa se “accidente” antes de que lo desplume hasta el último centavo). O para empezar no debieron casarse si sabían que la fidelidad no estaba entre sus metas en la vida.
 
 
En estas fechas, además del resto de las películas que espero cada año y no llegaron en verano, me toca tratar gente de lo más curioso. Recordarán cómo me fue el año pasado en una posada, por mencionar un caso.  El sábado pasado fui a otra posada, donde un tipo bonachón y sabihondo de 46 años (que decía haber visto de todo y tener criterio por su edad, y probablemente tiene apantallada a su señora con puras sandeces) me decía que quiere ver Avatar, pero la versión gringa. No le importa que se despegue tanto del comic original (WTF!?), y que no salga el niño pelón que maneja el viento (¿eh?), al fin que con Dragon Ball Evolution ya le quedó claro que los gringos no tienen respeto por las bases orientales de las historias. Madre de Dios.
 
 
Y ese fue el principio de decenas de declaraciones ridículas que lanzaba como sesudas opiniones de experto. Por ejemplo, que le gustó Constantine, pero que en el comic seguro es un macho 100%, no como Keanu (cuando sabemos que a John Constantie sí le da por batear para ambos lados). O que M. Night Shyamalan es una  eminencia por La Aldea y La Dama en el Agua (háganme el maldito favor, y eso que no son las peores). Y que El Anticristo que tiene sus documentales en YouTube es un español (no un simulador de voz sintetizada que lee en sonido el texto que le pongas). Además, ha visto montones de trailers de películas que no existen más que como obra de los fans (como la de los ThunderCats, de la que su señora dijo que cree que Lion-O es Brad Pitt) y que ya las está esperando este año que viene. Lo peor vino cuando quiso hablar de Evangelion, y no tenía una idea del trasfondo, su cosmogonía y sus nuevas versiones. Ni modo.
  
Él y su esposa nos invitaron a ver Avatar (de Cameron, claro) en estos días, pero me queda claro que no podré gozarla con este buen hombre que ni sabía el origen de la palabra avatar, ni el nombre de los actores de varias de sus películas favoritas, ni ha leído Sherlock Holmes (por decir una de las películas que quiere ver) ni nada que lo pueda calificar para juzgar un film basado en historias de otro medio. Y que al final de la película ni le va a entender y va a salir con justo el mensaje contrario al del autor. Que vaya y la disfute mucho en español, además, porque me dice que le gusta verlas mejor con doblaje.
O_o!!

20 comentarios

Archivado bajo Cinefilia, Geek & Sick, General, off topic, TV Series

Once upon a time in the race

¿Qué dulce encanto tiene la gloria? Si lo hacemos en terminos de la cosmovisión pendeja de los habitantes de mi pueblo nacidos a mediados de los ochenta, yo no he ganado nada… No soy un charro experimentado, no soy un borracho legendario, no soy un futbolista chingón, nunca tuve una pelea que perpetuó mi nombre y arropó a mis futuros hijos  -y nietos- de repelente anti-bravucones y no me fui a E.U. y volví con muchos dólares y camioneta; tampoco soy un mujeriego… famoso.

Pero una vez acaricié la gloria… Él era un tipo rudo que llegó de Los con coche rápido y muchas ganas de ganar. Yo era un tipillo al que sus amigos invitaron a los arrancones clandestinos esa noche, con un coche de motor decente pero sin usar. El camino se iluminó con tantas luces, decenas de carros y camionetas cubrieron el lugar y el aceite quemado, el olor a llanta en el pavimento y las sonrisas bobas rifaron. Yo reía tambien, y bebía y apreciaba el desmadre hasta que llegó este tipo, con cara de Vin Diesel cuando yo ni siquiera soy la mitad de Paul Walker… ahora que lo pienso, esa noche me faltó mi Jordana Brewster.

-¿Es un Toyota?

Si, es un Toyota, mi Blue Power, automático, seis cilindros y no lo corro por menos de mil pesos tratándose de pendejos como tú. Si es un Toyota. Abre el cofre, ¿te avientas una contra mi Honda? No. Si hubiera dicho no esa vez, no estaría escribiendo esto… no lo sé… sólo sé que esa vez mi Toyota rugió como nunca e hizo palidecer al Honda del tipo ese. Sólo sé que esa vez todo mundo estuvo pendiente del resultado, de mis habilidades o lo que fuera. Y acaricié la gloria, porque esa noche yo hubiera ganado, si si, lo se… si la policia no hubiera llegado. Al menos mi Toyota y yo pudimos escapar y llegar sanos y salvos.

Dominic Toretto y Brian O’Conner en la mejor escena de arrancones jamás filmada:

todos quieren ya ser gatos jazz!

11 comentarios

Archivado bajo Cinefilia, Literatura

Palomita Sorpresa

Y si, todo se lo llevo el carajo, bueno casi todo, los negritos kukurumbes se supone que se salvaron, probablemente no se salven del SIda ni del gusano de guinea, pero del dedo de Diosito santo si se salvaron los condenados pero seguro que los que lleguen ahi no se salvaran de las dos cosas ya antes mencionadas … pero esperen! de que demonios estoy hablando??

Ahhhhh pues lamento spoilerearles 2012 pero mmm pues vamos que no hay rencores verdad? no les conte mucho, ademas todo lo que dije es mentira, no van a beber agua con huevecillos del gusano de guinea asi que no experimentaran la quemante sensacion que resulta de la expulsion del cuerpo de este gusanin que cobra vidas en aquellas tierras. Pero lo que si es verdad es que 2012 resulta una pelicula divertida de a madres.

Hay que recordar que para mi una pelicula que vale la pena es una que me entretiene mientras las luces estan apagadas y 2012 lo hace, me hizo reir, me puso un poquito la lagrimita facilona y me recordo mucho a Titanic, porque al final sabes que va a pasar pero el como te hace reir un chingo. Yo estaba que me orinaba de la risa al ver como los pasajeros del Titanic volaban y se deslizaban hacia el frio mar, y con esta pelicula me paso igual, diganme culero pero goze un poco cuando el portaviones Kennedy aplasta al presidente negro y a la casa blanca. Pero me diverti aun mas al ver a John Cusack que dicho sea de paso me arrepiento de haberlo desechado como salvador de la humanidad, bueno al final no salva a la humanidad asi que no la cague mucho.

Sigue leyendo

8 comentarios

Archivado bajo Cinefilia

The Stepfather

Probablemente sea de esas películas que son un tanto predecibles, igual y no, pero al andar de ociosa un rato y no encontrar algo interesante que hacer, me encontré con que habrá un remake de aquella película ochentera de nombre The Stepfather, que honestamente no he visto, saliendo esta nueva versión en Gringolandía en Octubre y llegará a México para el 27 de Noviembre… Ya la espero impacientemente, ya que parece estar más que tentadora, esperemos que no me haya ido con la finta de ser una buena película y sea solo el trailer bueno y lo demás sea una porquería, igual y comento eso ya que no he visto la película ochentera, y… ¿ustedes si la vieron?

Aunque probablemente no esté a la espera de tantas personas, ya que siento yo que no es un género ni una temática del todo llegadora para los amantes de las películas de asesinos seriales, claro que tendrá su grupito de fanáticos ya sea de la pelicula con el mismo nombre que se estrenó por aquello de 1987 o para los fanáticos del gran género thriller, yo apuntadisima ya que es mi género preferido…

(¿Apoco no está chingón el cartel?)

 

By: SopHia!

4 comentarios

Archivado bajo Cinefilia

Oldboy Vs Lady Vengeance

Advierto: contiene algunos SPOILERS ligeramente velados.

Park Chan-wook, el director de I’m a Cyborg but That’s OK, es más conocido por sus tres películas cuyo núcleo es la venganza, a saber: Sympathy for Mr. Vengeance, Oldboy, y Lady Vengeance. Son, a pesar del tema común, muy diferentes entre sí, tanto en mensaje como en ejecución y en protagonistas.
i_m_cyborg_ok_1
De esta Trilogía Vengativa, pongo en tercer lugar la de Mr. Vengeance, pero en primer lugar a Oldboy (película coreana basada en un manga japonés basado en una tragedia griega), un poco en contra de la opinión popular de que la mejor es Lady Vengeance. ¿Por qué? Bueno, simplemente la manera en que esa mujer toma su desquite es como de una administradora o una ejecutiva de planeación financiera. Todo metódico, todo calmadito, la cosa en frío, algo más impersonal y de lento, bajo impacto. Al final, ella recupera mucho más de lo que había perdido, y pierde vengándose mucho menos que el pobre manipulado de Oldboy.
VengeanceTrilogy_DVD
El trauma en ella es considerablemente menor, no entra en una locura irreversible, no se guía a base de impulsos básicos ni pasa tanto tiempo encerrada ni juegan con su mente, incluso sigue interactuando con la sociedad y siempre tiene objetivos para después de su venganza, pues sabe exactamente qué pasó, cómo y por qué. El aislamiento y conspiración famliar contra Oh Dae-su lo convierten en un hombre con una sola visión (y hasta eso alucinante), antisocial y desapegado de cualquier empatía que no conecte directamente a su tormento.
b000bgh2a401_sclzzzzzzz_
Como personaje, Oh Dae-su es irredimible (de eso se aseguran sus verdugos), egoista, humano apenas en los niveles bajos del espectro, y termina sin intenciones de regresar a una semblanza de normalidad o decencia, aferrándose a la última fuente de placer culpable que podría tener, por pura y conveniente evasión de la verdad.
sympathy_for_lady_vengeance1
Con Lady Vengeance no me conecté bien ni fácilmente, su revancha toma luego tintes de cruzada y se propone volverla algo responsable y justificado, cuidándose la espalda y cubriendo sus huellas como para poder seguir con su vida. Su moral es más fácil de dividir en los buenos contra los malos. Los personajes que comparten con ella sus vivencias no me hacen sentir el peso de sus tragedias. Como que debió ser más gráfico y explícito para que yo pudiera interesarme en sus dilemas. Si bien ella acaba en lágrimas, su destino es más feliz que el de Oh Dae-su, quien sí termina sonriendo pero con cicatrices, mutilaciones y heridas que incluyen lo emocional, lo físico y lo temporal.

oldboy

Y hallo más poesía en sus mil juegos de significado que en los detalles artísticos espolvoreados como flores en el camino de Lady Vengeance a modo de indicar que es la historia femenina de la trilogía.  Los procesos del orate de Oldboy me fascinaron de un modo que las reacciones simples de los familiares de los niños en Lady Vengeance no podrían. Igual tengo el cableado mal conectado en la cabeza, o igual me interesan las peculiaridades más que las normalidades, no lo sé.  Para mí la venganza de Oh Dae-su es personalísima y pecaminosa, sucia y con abandono, sin medir consecuencias, como me gusta en estas historias. En la otra cinta, siento que la venganza de Lee-Geum Ja trasciende e invade terrenos que ya la vuelven justicia, prácticamente democrática y con algo de oficialidad o al menos cooperación. Ambas quiebran al protagonista de modos irreparables, pero queda en la interpretación cuál vivirá mejor sabiendo o ignorando lo que hizo.

 

oldboy hmmr

Como casi siempre, el soundtrack ocupa poco porcentaje en mi calificación, pero es cierto que el de Oldboy no está tan bien cuidado como el de Lady Vengeance. Y qué brutalidad de nivel tiene la famosa secuencia del martillo en Oldboy, soy muy fan. Será una golpiza portentosa y cruda, torpe y amarga, pero cuidada a un detalle obsesivo.
En verdad, si no la han visto les espera una grata experiencia y un final muy interpretable.

23 comentarios

Archivado bajo Cinefilia, Geek & Sick, Literatura, Música Y Video, off topic