Archivo de la categoría: Comunidad

No soy de aquí

Hoy les traemos una entrada de nuestro amigo Kazuyanavy que lo han de recordar desde TdQ.

No soy de aquí, ni soy de allá

Porque hacer referencia a una canción de Facundo Cabral? Soy sincero, quitando esta canción, nunca he escuchado algo más sobre él, he leído y visto una que otra nota sobre el pero hasta ahí, hasta que hace poco supe de su fallecimiento.
No se espanten, no pienso hablar de su muerte, ni mucho menos de la violencia que impera en el reino del señor (donde sea que este se delimite). Para ser sinceros, solo dije “me inspiraré para escribir algo” y ciertamente, no hay ese algo que mi inspire (sí lo hay, Lady Kazuyanavy, pero ese me lo guardo para mí).
Entonces, la pregunta del minuto es: A que fregaos vine? No lo sé, la nostalgia por escribir algo que no tenga que ver con lo que escribo en otros lados, como tecnología o incluso, lo que escribía en mi blog personal, el cual caducó desde hace mucho en cuanto a temática y que anda vagando por la inmensidad de palabras que WordPress guarda en su base de datos, me llevo a solicitar mi entrada o la “chance” de estar de este lado del charco.
De hecho, recuerdo hace algunos años, cuando la moda de los blogs grupales estaba de moda (Allah!! Perdóname por pinche redundante!!), yo pertenecía a The Corral, blog que muchos consideraban competencia, aunque, en realidad, nunca entendí realmente si la hubo o no. Otro punto, es cuando había dos Nippix, lo recuerdan? Digamos que yo me pase al lado oscuro (Deviant Praxis o algo así) y siendo sincero, no estoy seguro si llegue a escribir más de dos post.
Oh sí, soy de los que le gustan ese tipo de referencias, ser parte del bando de los “chicos malos”, en las películas de Star Wars, era fiel seguidor del imperio galáctico (Vader se volvió un mariquita al final). El caso es, que para no hacerle el cuento largo, daré los motivos del lobo del porque mi incursión en este paraíso…
Lo siento, se me acabo el tiempo, mi madre amenaza con bajarle el switch al modem y Lady Kazuyanavy ya se fue a dormir (lo que daría porque estuviera aquí :(). En fin, en próximos posts, trataré de demostrar el porqué de mi presencia en este H. Blog. Por ahora solo quiero terminar con dos recomendaciones.
La primera, si pueden aventarse la “Trilogía de la Venganza” (Sympathy for Mr. Vengeance, Oldboy y Sympathy for Lady Vengeance) háganlo!! Admito que no espere tanto del cine coreano, hasta que la señora de Navy (que es fan de la cultura) me inicio en el gusto y hay varios especímenes interesantes.
La segunda, no sean flojos y jálenle la palanca al baño!!
PD: A los que conocen al Rafo… se la seguirá comiendo? (Soy fan de esos 4 dioses del humorismo bloggeril, El Kodama, El Chostomo, El Patas de Bola y el Rafo).
PD2: Recomendación musical del día. Aunque soy fan de Blur (Dios salve a Damon Albarn), admito que esta rolita de Noel “The Queen” Gallagher está bastante buena y siendo sincero, me cae mejor Noel que Liam (The Other Queen).

[youtube.com/watch?v=kFx_IniNjfE&feature=player_embedded]

9 comentarios

Archivado bajo Comunidad

Descansa en Paz iPod Touch/ iPhone

Por @eloith

Yo no estoy en contra de los productos apple, de hecho, lo revolucionario del iPod Touch llamó mucho mi atención (casi me compro uno) luego llegó el iPhone, ese en realidad sí lo desee, pero, por azares del destino, adquirí un Android. Poco a poco, Android comenzó cómo algo modesto, trajo apps muy similares a las del ipod, y todo esto con la calidad del software libre y por supuesto el respaldo de google.

A poco más de 2 años de su salida Android ha vencido en ventas a su competido (iOS de Apple) Y la tienda de aplicaciones parecía ser la única ventaja que tenía iOS sobre Android, pero hoy en día, la cantidad de aplicaciones es casi la misma.

Este post está titulado como descanse en paz, porque el 13 de Febrero, se presentó el futuro de los Gadgets en cuanto a videojuegos se refiere: La Playstation Suite, corriendo en un Xperia-Play. El nuevo teléfono Sony Ericsson, que tiene Android incluido y por supuesto la nueva suite de juegos, misma que saldrá con 50 juegos en su lanzamiento.

Así pues, me atrevo a decir, sin temor a equivocarme, que a menos que Apple saque algo REALMENTE INNOVADOR se acerca su muerte, Android tiene la ventaja de tener muchas marcas que fabrican teléfonos con el sistema, lo cual da mayor mercado, y por ende, tienen la batalla casi asegurada.

Assasins creed, Fifa, Need for speed y The Sims3, son sólo algunos de los títulos de lanzamiento de la suite :D.

Puedes leer más de @eloith por acá: http://chingaderasdeaquiydealla.blogspot.com/

11 comentarios

Archivado bajo Comunidad, Geek & Sick

¡¡¡Podcast Oficial de Nippix!!!

Amiguit@s de todas las edades: Como verán, a veces los comentarios bajan aunque las visitas sean buenas.

Anoche, (hoy en la madrugada), platicaba con Manguito y nos surgió la idea: ¿por qué no armar un podcast?

Probablemente, si lo hacemos bien que no dudo que podamos, esto nos ayude a interesar y atrapar más a la gente además de que creo, con el material que tenemos, podemos hacer cosas muy chingonas y cagadas.

¿Cómo ven la propuesta? ¿Quién está de acuerdo y quién no? ¿Quién le entra?

____________________________________________________________________________________

Myspace

Twitter

Myspace de mi Banda

Facebook

Formspring (para preguntas cualesquiera; ya sean anónimas o no)

YouTube

Tumblr

23 comentarios

Archivado bajo Aviso Parroquial, Comunidad, General, Socialité

Los números de 2010

Como sabemos que los lectores de este blog no podían irse a la cama sin saber como estamos en números, los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y nos presentan un resumen de alto nivel de la salud de nuestro blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Wow.

Números crujientes

 

El Museo del Louvre tiene 8,5 millones de visitantes al año. Este blog fue visto cerca de 140,000 veces en 2010. Si Nippix fuera una exposición en el Louvre, tomaría 6 días para verla.

 

En 2010, publicamos 179 entradas nuevas. Subimos 295 imágenes. Eso son alrededor de 6 imágenes por semana (lo cual no es mucho.. así que hagan caso omiso de ese dato).

El día con más tráfico fue el 11 de marzo, con 1,039 visitas. el post mas popular de ese día fue: ¡Viva Tamaulipas! (denle click, háganlo aún más popular).

¿De dónde vienen? (los lectores claro…)

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran twitter.com, search.conduit.com, es.wordpress.com, finisimapersona.wordpress.com y google.com.mx.

Algunos visitantes llegan a nuestro blog, sobre todo por big ass, nippix, sexo en el metro, jenna jameson y jenna jameson mayo 2009 (¡calenturientos! deberíamos llenar este blog con porno.. hablare con el aleko… hem, mejor no)

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

¡Viva Tamaulipas! marzo, 2010
19 comentários

2

Aventuras en el METRO! febrero, 2009
28 comentários

3

My Favorite Pornstar: Jenna Jameson mayo, 2009
20 comentários

4

Pero Porqueeeeeee? abril, 2009
99 comentários

5

Toilette julio, 2009
16 comentários

Así es queridos lectores, con estos números cerramos el 2010 y empezamos la segunda década del siglo 21, donde gracias al ciber-espacio (sic.. lol) podemos llegar a todas partes del mundo… mundial.. y así… meh! no engaño a nadie, ¡quiero mis vacaciones de vuelta!

De regreso al trabajo (sigh…) este fue Debasteitor reportando desde algun lugar de la supercarretera de la información.

7 comentarios

Archivado bajo Comunidad

Historias de un músico versátil…

Mi padre es músico versátil de profesión, aparte del chupe gratis y otras ventajas (como el no tener “realmente” que trabajar) me ha tocado escuchar de su labios algunas anécdotas más cagadas e inverosímiles que canción de Ricardo Arjona.


En una ocasión, cuando tocaba con un grupo, les tocó participar en una coronación de la reina de belleza del pueblo donde los contrataron. Como buenos mexicanos, los organizadores improvisaron un templete sobre tambos y algunas tablas más viejas y feas que líder de la CTM (cualquiera que haya pasado últimamente por ahí). Entonces, ya para la ceremonia de coronación, se subieron al templete, el presidente municipal, el comité organizador, la reina, esposas, el perro, el perico y demás nacos que tenían ganas de colarse a la foto, añádanle a los 5 o 6 integrantes del grupo más sus correspondientes instrumentos. De pronto, un crujido se escuchó y el templete se quebró, dejando caer a todos como el poder adquisitivo de cualquier mexicano (pausa para que lloren por su situación económica). Después de la caída, los integrantes del grupo se aseguraron que tanto ellos como sus instrumentos estuvieran a salvo.

El encabronamiento después del superputazo fue general entre la banda y mandaron a rechingar a su madre a toda la bola de culeros que querían que después del putazo que se llevaron, todavía cumplieran con el contrato, a lo que mi padre, ya enchilado respondió con un rotundo no y emprendió la graciosa huida junto con su banda cuales Duques de Hazzard huyendo del alguacil.

En otra ocasión, mi progenitor fue contratado para tocar en un bautizo en un pueblo cercano. Para firmar el contrato, acudieron los padrinos del miate al que le iban a extraer el chamuco (sic), por lo que obviamente, mi padre no conocía hasta ese momento a los padres de la víctima criatura a bautizar. Mi padre tiene la costumbre de antes de empezar a tocar, pedir a algún padrino o invitado el nombre del festejado, para este caso, también el de los padres del bautizado y de este modo mandar las respectivas felicitaciones, saludos y cebollazos a todos aquellos, que tienen a bien patrocinarle en ese día la comida a la bola de gorrones que se dicen llamar invitados. Cuando le dan el nombre del padre del chamaco, por curiosa casualidad coincidía con el de uno de sus concuños. Mi papá, un tanto extrañado, no hizo mayor caso al asunto hasta que llegó la hora de recibir al festejado y su familia. Por delante aparecieron la madre y el hijo, y por detrás, acompañado por un chingo de trajeados y ataviado con gafas oscuras cual político en campaña… el concuño de mi padre (o sea, mi tío político), quien obviamente como se dice vulgarmente “se había aventado un volado” con una señora que obviamente no era mi tía.

Mi tío cuando vio a mi papá se puso más pálido que Edward Cullen, no sabía si meterse en un hoyo, cagarse para arriba o dar la cara como todo “macho que se respeta” e ir a saludar. Mi padre como todo buen profesional, ni chistó y se hizo menso con los respectivos saludos, para no meterse en camisa de once varas.

Al final fue mi tío el que se acercó  con una botella de tequila y dos vasos para invitarle a mi papá y pues hablaron la situación, de todos modos, incómoda.

Estás son sólo algunas muestras de lo cagado que puede resultar el día a día para un músico versátil. El tener que enfrentarte con el clima, los terrenos abruptos, nacos borrachos, templetes mal armados o “voladitos” de tu familia política; son cosas con las que tienes que lidiar, pero aún así es genial, se los digo por experiencia propia.

 

Post by: Anónimo….por el momento.

7 comentarios

Archivado bajo Comunidad

Nippix

Yo soy Nippix
Tú eres Nippix
Todos somos Nippix

11 comentarios

Archivado bajo Aviso Parroquial, Comunidad, General

Reseña: Pixie en los Suburbios, redux

Una ocasión, en la primera mitad de los años 90, me hicieron el regalo bienintencionado de un paquete que traía dos de los más famosos best-sellers de la literatura moderna en México, y ambos del mismo autor. Uno era Juventud en Éxtasis, y el otro La Fuerza de Sheccid, y los que  sepan un poco de la reputación de este par de absolutos desperdicios se imaginarán que leerlos más por obligación que por elección no fue uno de los momentos más añorados de mi primera adolescencia.  Al contrario, sentí que estaba leyendo a uno de esos adictos a los librejos de autoayuda, un loser con un poco de visión pero más bien suerte que talento (como hubiera querido ser el padre de Olive, en Little Miss Sunshine), alguien que pegó con una forma rebuscada de dar su Lista de los 20 Consejos Obvios para No Morir de Gonorrea, vía el conveniente relato de unos adolescentes irreales y gustosos de aprender.

Ni se te ocurra. De verdad.

 

Claro, la odié como sólo puede hacerlo alguien al que están regañando sutilmente a través de uno de sus gustos, y por algo que todavía ni estaba haciendo. Era, creo, el regalo que más de una generación de padres estaba esperando para darle a sus hijos algo qué leer y no tener que hablar de sexo con ellos. ¿Alguna duda? Lee el libro, hijo/a, ahí te dicen cómo opera el asunto y a qué temerle, con muchas referencias a la Biblia. La chafa novelización era el pretexto para meterle a uno prejuicios y miedos a la vez que porras y consejos conservadores, de familias perfectas, de gente ingenua. Y así escribió varios más, pero ya no me los quise chutar. ¿Saben lo que más me molestó y no me dejaba en paz?  Los nombres y apellidos imposibles, totalmente fuera de lo común, de sonido “místico” y muy, muy mamertos en mi opinión. Y decidí que cualquier otro escritor mexicano que me viniera con esas nomenclaturas pretenciosas, no me haría considerar el pasar de leer la contraportada.

 

El Máster Chíf en persona.

 

Hasta que por un feliz accidente llegué a TdQ, y con ese acceso conocí los envolventes escritos de un tipo cuyo nombre se me antojaba de novela de Carlos Cuauhtémoc Sánchez (el escritor formulaico que irónicamente me hizo odiar siendo ateo los nombres fuera del santoral). El mismísimo Ruy Xoconostle Waye. De principio no lo identifiqué como el jefe de los otros editores y escritores del sitio, ya que no me esperaba que en los podcasts un subalterno pudiera con toda naturalidad decirle idiota, güey y pendejo a su jefe, como si en verdad fuera su cuate.  Ya después vi que una cosa no estaba peleada con la otra, aunque yo nunca he tenido un jefe así.

Nada qué ver.

 

Supe, con el tiempo en TdQ, que tenía publicados dos libros relacionados entre sí, y que estaba en proceso de completar el tercero. No sé si en algún momento llegaron a Aguascalientes, pero no los conseguí en el 2007 y 2008 que me di mis vueltas por las librerías más conocidas. En algún momento del año pasado un buen samaritano se ofreció a conseguirlos y mandármelos como obsequio a mi casa, y no me la podía creer. Al fin leería los libros que surgieron de ese autor bien nutrido de pop culture, de largos pero fluidos y entretenidos artículos. Una persona que no tengo el gusto de conocer en trato directo, pero que no me podría caer mejor.

 

 

Rompí sin clemencia ni objeciones mi regla de los nombres absurdos de objetos y sujetos. Me valió y abracé sin más una realidad donde vive un Cuki Pirulazao. Un Clavius. Una Pixie. Una Midyet. Un Mod, un Danilo, un Putrefoy. Las ptitsas, los vecos, el fido, los cancros, la gulivera. Ignoro en su mayoría cuál haya sido el proceso para bautizarlos, pero ya los tengo anclados a cada personaje de modo que otro nombre nomás no les quedaría. Y contribuye al extraño surrealismo de ese mundo con robots sirvientes, con el fatídico atacante mitológico y la princesa con un empleo nimio. Hasta tiene un razonamiento casi verosímil de por qué los 27 años es la edad perfecta de nuestras vidas. “Gran comienzo para mí.”, pensé: “Al carajo las reglas, me vale madre, a leer lo que viene, que viene bien y bien lo vale.”

 

 

Hace unos días, subió a la red su Pixie en los Suburbios, edición redux, de modo gratuito. Poco después, los extras del libro. Y a partir de este viernes 30 de abril va a subir La Vida sin Pixie, segunda obra ubicada en el mismo universo y muchos de los mismos personajes que la primera. Sería imperdonable dejar pasar esta oportunidad, se los digo con toda la seriedad que no me caracteriza.

Ya terminé el redux, y está más allá de lo que esperaba. Conecta a muchos de mis referentes (de American Psycho a Halo, a Dune, el Nadsat y Star Wars) pero me enriquece generosamente con otros, quizá viejos – y por lo tanto nuevos para mí- que en ningún momento siento inadecuados ni superfluos para entender el despedorre que truena en la cabeza de Cuki Pirulazao.

 

 

Frenético en los momentos decisivos de su vida personal, inmerso en el marasmo a la hora de las decisiones laborales, este buen huevonazo con suerte tragicómica se las arregla para meter la pata cada vez que la vida le pide algo de huevos para tomar lo que realmente quiere y opinar lo que realmente piensa. Inevitable, acaba pagando el precio conformista de quedarse con lo que irónicamente merece por cobarde y desprecia por irresponsable. Lo peor es que está plenamente consciente de todo, y se permite llegar al borde de lo soportable mientras corta delgadas rebanadas de aceptación y esperanza al contacto fugaz con Pixie Halliburton, su Pixie, su Pixie Pixel.

Ya no tengo 27 años. Casi nadie que lea esto me conoció a esa edad, pero lo que sí me conocieron sabrán que mis aspiraciones no llegaban al grado de idealismo romántico ni al abismal desprecio sardónico de que es capaz Cuki cuando expresa lo que trae embotellado a presión (social, laboral, marital), pero está bien. El tipo es un personaje ficticio, le es permitdo y hasta requerido tener esos vuelos dramáticos. Lo que no me impide saber cómo debió sentirse, cómo se dio cuenta de tantas irrealidades, y dónde encontró su inmerecida recompensa, siempre, como yo y como casi todos, improvisando y tomando al fin riesgos mal calculados.

 

Un día en la vida.

 

Al leerlo, soy él. Soy identificable pero nunca idéntico. Soy Cuki Pirulazao en porcentajes variables. Soy lo contrario de los personajes de C. C. Sánchez, por Zeus. Soy un personaje de Kevin Smith viviendo por error un script para George Clooney. Soy un súper-saiyajin al revés. Soy fan, desbloqueando tardíamente un logro bien pensado por un escritor admirado, alimentando el poderoso vicio, el placer de leer.

17 comentarios

Archivado bajo Comunidad, Geek & Sick, General, Literatura, off topic