Archivo de la etiqueta: amors quiero estar contigo

La broma…

Y que llego un día como cualquier otro al trabajo, deseando llegar temprano, pero como es costumbre, llego tarde. La ventaja de todo esto, es que no tengo horario, solo debo cumplir con entregar mi trabajo a cierta hora.

Ahí estaba, empujando la puerta pesada de metal del edificio viejo en el cual está el periódico donde trabajo, paso y voy por el ejemplar de ese día y en eso veo que la secretaria se encuentra agachada dejando un billete de doscientos pesos en el suelo, solo me quedé observandola y me dice: Es un billete falso, ¿verdad que parece de verdad? Yo solo asentí y seguí mi paso, escuchando al fondo: ¡A ver quien lo agarra, yo te aviso!

Ya llego al escritorio para hacerle loca un par de horas y ya llegada las 3pm salir de mi área de trabajo e ir a fumarme un cigarro con la mentada secretaria, que aunque está grande de edad, actua y me platica sus problemas existenciales cual mocosa primeriza del amors!

Le pregunto: ¿Quien cayó en la broma? ¿Es quien pienso que es? Porque para esto, ya conocemos a dos chavos que tienen mala maña de agarrar cualquier cosa que esté malparqueada y ella dice: ¡A que ni te imaginas! Y, que me va diciendo que es un señor de esos que según ellos son bien correctos y él es encargado de las cuestiones monetarias de la chamba, osease de la morralla.

Todos nos quedamos impresionados ante la sorpresa de que la persona que menos creímos que sería, esa cayó y lo chido hubiera sido verle la cara al señor una vez que llegó a su oficina y sacó el billete de doscientos pesos y ¡oh sorpresa!, era de mentiritas, jajajajaja.. ¡Hubiera sido la onda!

Y todo esto me hace recordar las novatas que muchas veces se manejan en los trabajos. La vez que trabajé en un restaurante de comida japonesa, me hicieron una novatada pero bien ligera; llego al trabajo y me dice el encargado que vaya a un restaurante del mismo dueño que se encuentra en la misma plaza y que le vaya a pedir manzanas ya hay un postre que lleva eso, y cual niña nueva en un trabajo, no pensé dos veces y casi me voy matando para llegar rapidamente al otro establecimiento de alimentos, en cuanto llego y pido el importante encargo que me pidió mi jefe, todas las personas del otro restaurante se sueltan carcajeando y diciendo que me acaban de hacer una novatada, yo sacada de onda, regreso a lugar donde trabajo, en cuanto abro la puerta de la cocina, se encuentran todos los trabajadores incluyendo mi jefe muriendose de la risa y dandome la bienvenida a la empresa, en ese momento no fue nada chido, pero luego, yo era participe de las bromas que se maquilaban a los compañeros nuevos.

Una que no debió estar tan chida en un cine donde también fui empleada, es que una vez le comentaron a un chavo que subiera al edificio para que viera el tinaco, porque parecía que algo no estaba funcionando bien, él pobre hombre, trepó por una pequeña escalera de emergencia adherida a la pared del cine, terminando de subir se dió cuenta que no había ningún tinaco en la parte de arriba, cuando llega a preguntarle a la persona que le mandó donde se encontraban los tinacos, le dijo que tenían cisterna y que era una broma, por supuesto, estando presente más de diez empleados riendose del pobre novato.

Y a ustedes, ¿alguna vez les tocó que les hicieran alguna novatada?

By: Sophia!

15 comentarios

Archivado bajo General