Archivo de la etiqueta: cosmo

Psicología Caricaturezca Pop (Primera Parte)

Antes que nada quiero decir y afirman que no soy psicólogo ni tengo estudios en ello, esto simplemente es por diversión y es lo que percibo y he llegado a analizar en estos últimos meses. Y, curiosamente, esto no tiene nada de ‘gracioso’.
Sin duda las caricaturas siempre han marcado un rumbo de las generaciones, por ejemplo, “Pokémon” marcó una generación, (y me atrevería a decir que a más de una), de una manera determinante, incluso convirtiéndose en una fiebre.
Claro que también está la de una o dos generaciones anteriores como “Cascarrabias”, “Don Gato y su Pandilla” o “Los Picapiedra”.

De una forma u otra esto siempre repercute en nuestros estándares de comportamiento a corto, mediano o hasta largo plazo.

Por ejemplo, el punto de referencia de un adulto de cuarenta años con respecto a la vida no es ni será igual que la de un joven de quince años cuando cumpla los mismos cuarenta; y no es cien por cien culpa o responsabilidad de las caricaturas pero sí una gran parte y proseguiré a plantear mis hipótesis y mis ejemplos más concretos.

Yo pienso que los personajes de las caricaturas influyen demasiado al admirador a tal grado de, tanto consciente como inconscientemente, imitarlos en algunas conductas y/o formas de actuar.

Aquí algo más concreto que he analizado de personajes de caricaturas.
Winnie Pooh (Winnie The Pooh)

Un osito lindo, tierno, bonito… pero ¿qué hay detrás (psicológicamente hablando) de este pequeñín?
Basta con observar bien, por ejemplo se puede apreciar un ‘déficit de atención’ severo en el oso que sólo se preocupa por su tarro de miel y aunque (en una vida real) podría correr peligro de muerte todo el tiempo, él ni se percata.
Otra cosa fundamental de este oso es un problema de microcefalia (es tanto distraído como le cuesta trabajo pensar: cómo olvidar el “Piensa, piensa, piensa…”) o incluso síntomas de autismo o ‘Síndrome de Asperger’ con lo cual podríamos concluir que el problema del osito es neuro-mental basado en estas conclusiones que saqué. 

Uno de los trastornos más apreciables, en mi opinión, es el alimenticio que aunque solamente come miel, la quiere comer todo el tiempo, a cada rato lo cual causa su obesidad… tiene sentido ¿no?

Y el último y en mi opinión menos apreciable que pude descubrir fue el del “Trastorno Obsesivo-Compulsivo” (T.O.C.) y es donde recaemos a la miel y a las actividades que generalmente realiza como sus juegos…

Tigger (Winnie The Pooh)

Y como su frase en la canción de su propia película (“Lo más prodigioso que tienen los ‘tiggers’ es que no hay otros como yo…) es totalmente una paradoja lo aclararemos aquí y ahora… (hahaha)

Curiosamente, contradiciendo esa frase, existen muchas, pero sorprendentemente, muchas personas con esta personalidad.

Comencemos: 

La más fácil de deducir es el (llamado popularmente así) “Síndrome de Peter Pan”. ¿Por qué? Simple: se la pasa jugando siendo que en algunas actitudes, voz y tamaño se da a entender que es un adulto además de la emoción que le causa estar y jugar con Rito (un niño canguro) todo el tiempo; más que nada su negación a crecer…

Manipulación Maniaco-Depresiva: La verdad no se si exista este termino pero creo que si no existe, me di a entender, creo. Con esto me refiero a: “Si no juegan o están conmigo, me deprimo para que los demás vean que me siento mal, causar lástima y vengan a mi…” Nos suena a todos, ¿verdad? 
¿Ponerlo en orden? Vean “La Película de Tigger” y los episodios de “Winnie Pooh”.

Ya, algo positivo, ¿no?

 Pues sí lo hay, al menos esta vez, y ‘ángel’ o su capacidad de caer bien o agradar a la gente o, en este caso, a los animalillos de felpa del “Bosque de los Cien Acres”. 

También posee esa típica falta de atención sin llegar a un déficit avanzado por lo cual siempre causa destrozos sin desearlo y sin darse cuenta. (igual, ver la película y los episodios)

Seiya (Los Caballeros del Zodíaco / Saint Seiya)

Totalmente lo opuesto a éstos primeros dos personajes: Seiya cuenta con todo lo contrario al “Síndrome de Peter Pan” ya que a sus trece años, es una especie de líder para sus amigos y desea defender sus ideales a toda costa… y, sí, aquí se termina lo ‘rosa’.
Obviamente esta característica es muy propia de los adolescentes, (‘Seiya’ tiene trece años cuando inicia la caricatura y el manga), a veces arriesgando su vida por sus ideales, lo que en adolescentes reales conllevaría a ‘entrarle’ a los vicios y defender sus ideas aún en contra de las personas que más aman y los aman. Aquí otra similitud es la del amor puesto que, aunque nunca se menciona concretamente, él ama a ‘Athena’ y por eso desea tanto salvarla y le tiene tanto deseo de fidelidad… ¿Alguien dijo primer amor o amor de adolescencia?

Algo trascendental en este personaje es su coraje, valentía y conservación del honor ante toda circunstancia adversa, cosa que se ha perdido últimamente y también, claro está su amor y fidelidad a la verdad…

PERSEVERANCIA:  Aunque siempre le metieran unos súper ‘putazos’ él seguía poniéndose de pie y luchando… ¿Qué tal, eh?

 
 

Vegeta (Dragon Ball Z)

Les gusta, ¡ah!

Pues sí, aquí hay tela de donde cortar.

Enojo, coraje, valentía, perseverancia y un poco, pero muy poco de bondad nos dejan como resultado a éste ‘saiyajin’.

Se inicio, se puede percibir un deseo de hacer el bien pero sin conseguir el objetivo y errando por el gran egocentrismo que lo rodea

Algo muy importante de ‘Vegeta’ (y que le ocurre a varios seres humanos…) es la aparente frialdad, corazón de hielo, indiferencia, etc. ante los problemas que se presenten y ante sus seres queridos; pero al final uno puede darse cuenta que todo es un escudo, una barrera para los verdaderos sentimientos que, al fin y al cabo, expresa sombríamente.

Vegeta es de los más parecidos a los ‘hombres con poder’ del mundo, (¿no les suena “Príncipe de los Saiyajins”?), y el porqué es muy sencillo de deducir: Tiene el poder, siempre quiere ser mejor que los demás y pasar sobre de ellos, (“¡Te aplastaré, insecto!”), no le interesa nada mas que siempre ser más poderoso pero, como anticipé, la parte humana si puede llegar a sobresalir.

¿Qué sería de Vegeta en el mundo real? : Olvidémonos del ‘ki’ de las colitas de simios y aterricemos en: Vegeta sería un tipo de poder con la típica actitud ‘verguera’ coloquialmente aplicada. EGOCENTRISMO, amigos… ¿nos suena?
Cosmo (Los Padrinos Mágicos)

Ah, Nickelodeon… ¿pensaste que te salvarías? ¡Pobre iluso! ¡MUAHAHAHA!

Y sí, volvemos a lo mismo: Evitar crecer por actitudes infantiles y totalmente idiotas para un adulto que (como se maneja en la serie) ya tiene esposa y un hijo bebé…

No es precisamente un déficit de atención sino que sería más atinado decir “evitar los compromisos de la adultez” y tal vez por eso se ha hecho un icono pop y muy famoso entre los jóvenes de trece a veinticinco años (créanme que conozco gente de esas edades comprendidas… ¡exclúyanme!)

Algo bien interesante de este personaje es su uso de la magia; ¿qué es esto? estos e aplicaría más hacia la política: ¿Qué pasa si le das mucho poder a alguien que no sabe manejarlo, que nunca ha tenido poder en sus manos. que es ignorante de las causas y consecuencias del empleo de ese poder y, más aun, ignorar de las repercusiones negativas que puede tener el mal uso del mismo? : Crisis Socioeconómica, amiguitos…
Entonces aquí se puede plantear lo siguiente: Cosmo tiene mucho poder, (magia en su varita) y puede, básicamente, hacer lo que sea y lo que le plazca y por eso, como se ve en la serie de TV,  por eso se equivoca tanto enlos hechizos y mete en problemas a ‘Timmy’ y a ‘Wanda’ esto, a menor escala, es lo que sucede en nuestro mundo actualmente…

Bien, espero haya disfrutado esto puesto que es sólo la primera parte de una comparación de personajes de caricaturas pop con personas reales en cuanto a la psicología y como también a veces eso repercute en cómo actuamos nosotros…

Espero sus comments. 😀

______________________________________________________________________

Myspace

Twitter

Myspace de mi Banda

Facebook

Formspring

YouTube

hi5

24 comentarios

Archivado bajo General