Archivo de la etiqueta: Rápido y Furioso

Once upon a time in the race

¿Qué dulce encanto tiene la gloria? Si lo hacemos en terminos de la cosmovisión pendeja de los habitantes de mi pueblo nacidos a mediados de los ochenta, yo no he ganado nada… No soy un charro experimentado, no soy un borracho legendario, no soy un futbolista chingón, nunca tuve una pelea que perpetuó mi nombre y arropó a mis futuros hijos  -y nietos- de repelente anti-bravucones y no me fui a E.U. y volví con muchos dólares y camioneta; tampoco soy un mujeriego… famoso.

Pero una vez acaricié la gloria… Él era un tipo rudo que llegó de Los con coche rápido y muchas ganas de ganar. Yo era un tipillo al que sus amigos invitaron a los arrancones clandestinos esa noche, con un coche de motor decente pero sin usar. El camino se iluminó con tantas luces, decenas de carros y camionetas cubrieron el lugar y el aceite quemado, el olor a llanta en el pavimento y las sonrisas bobas rifaron. Yo reía tambien, y bebía y apreciaba el desmadre hasta que llegó este tipo, con cara de Vin Diesel cuando yo ni siquiera soy la mitad de Paul Walker… ahora que lo pienso, esa noche me faltó mi Jordana Brewster.

-¿Es un Toyota?

Si, es un Toyota, mi Blue Power, automático, seis cilindros y no lo corro por menos de mil pesos tratándose de pendejos como tú. Si es un Toyota. Abre el cofre, ¿te avientas una contra mi Honda? No. Si hubiera dicho no esa vez, no estaría escribiendo esto… no lo sé… sólo sé que esa vez mi Toyota rugió como nunca e hizo palidecer al Honda del tipo ese. Sólo sé que esa vez todo mundo estuvo pendiente del resultado, de mis habilidades o lo que fuera. Y acaricié la gloria, porque esa noche yo hubiera ganado, si si, lo se… si la policia no hubiera llegado. Al menos mi Toyota y yo pudimos escapar y llegar sanos y salvos.

Dominic Toretto y Brian O’Conner en la mejor escena de arrancones jamás filmada:

todos quieren ya ser gatos jazz!

11 comentarios

Archivado bajo Cinefilia, Literatura