Archivo de la etiqueta: Arzobispado de México

Hidalgo sí fue excomulgado -NPM 4-

MorelosHidalgoSeguramente han escuchado por ahí la petición del Arzobispado de México de retirar de los libros de texto la idea de que Hidalgo y Morelos murieron excomulgados. Según el Director del Archivo Histórico del Arzobispado Gustavo Watson Marrón, Hidalgo y Morelos se confesaron antes de morir y por ello murieron formando parte de la fé católica siendo sacerdotes; añadió también que sus restos fueron enterrados en terrreno eclesiástico.

Lo anterior (jaja) no es más que una VIL MAMADA, porque revisando los documentos del proceso militar e inquisitorio contra Hidalgo, luego de que fue capturado por los realistas en 1811, podemos encontrar que las autoridades civiles del virreinato de Nueva España debían contar con su degradación como sacerdote para poder ejecutarlo, es decir, no podían fusilar a un sacerdote sino a una persona común y corriente que no tuviera fuero, el privilegio de ser juzgado sólo por tribunales eclesiásticos. Según documentos que cualquiera puede encontrar en el Archivo General de la Nación, Hidalgo perdió su condición de sacerdote el 29 de junio de 1811, un día antes de ser ejecutado. Hasta ese momento el “Padre de la Patria” comulgaba como cualquier cristiano pero ya no era cura. De hecho no debía comulgar ya que meses atrás el Obispo de Michoacán Manuel Abad y Queipo había dictado su excomunión, no obstante como sucede siempre en México las ordenanzas nunca se siguen al pie de la letra. A Hidalgo nunca le revocaron la orden de excomunión, por lo tanto pasó sus últimos momentos en la categoría de hereje y la Iglesia contribuyó a su muerte. Por eso digo:

NO PINCHES MAMES!

Z-Padre_C04109[1]

Este wey me cae bien gordo

Qué esperan las autoridades eclésiasticas mexicanas, qué les creamos que ya son buenos y que ya no hacen sus putas mamadas de siempre. Lo que deberían hacer es disculparse publicamente con Hidalgo, Morelos y las decenas de sacerdotes mexicanos que fueron ejecutados durante la Guerra de Independencia. Disculparse por poner al pueblo en su contra con la perndejada anacrónica de la excomunión, una práctica de lo más corriente, similar a los chismes de vecindad donde nadie sale bien librado.

Lo que más me caga es que estos pinches descarados no quieren reconocer su error y se limitan a decir que Hidalgo no fue excomulgado y murió en gracia de Dios, como si la culpa la tuviéramos nosotros, el pueblo mexicano, por vivir engañados por esa falsa idea… Pendejos! Pa’ mi que se quieren colgar de las celebraciones del Bicentenario.

todos quieren ya ser gatos jazz!

41 comentarios

Archivado bajo Contexto